sábado, diciembre 15, 2007

Soñar

Hubo un día alguien que creía que soñar era de débiles. Pensaba esta persona que, al ser los sueños tan hermosos, no podría soportar las veleidades de la realidad y llevaría una vida desdichada.

Siempre se afanaba en hacer sus cosas,y se negaba cualquier posible sueño, ya fuese en vela, o durante la noche, o, al menos, eso intentaba.

Un cierto día, cuando pasaba por la plaza del pueblo, vio un extraño artilugio. Pero lo que más le sorprendió no fue que fuese novedoso, sino todo lo contrario: esta persona reconocía hasta el más mínimo detalle del artilugio: su diseño, su forma incluso sabía de su funcionamiento.

Entonces, al salir del establecimiento un amigo suyo, le dijo... "Creo que soñé este artilugio", y él le contestó: pues mira en su base para que veas lo importante que fue tu sueño, mi buen amigo Jaime.

En la base del aparato se podía leer: "Dedicado a mi amigo Jaime, sin cuya inspiración no habría sido posible"

1 comentario:

Toñy dijo...

Soñar es a veces bueno... a veces malo...pero al cabo del tiempo lo reflexionas y piensas en lo bonito ke fue soñar eso en ese momento... da igual si no se cumplió o si lo hizo... lo importante es lo que te hizo sentir en ese momento ese sueño...

Las veces que te hizo sonreir...
las veces que te hizo cerrar los ojos...
las veces que te hizo emocionar...

mediante los sueños... se demuestra la creatividad que tiene uno mismo dentro... que nacio con ellas que mcuhas veces no crees poseer pero que cuadno lees algo así te das cuenta ke si la posees y que solo tiene que encontrar el camino correcto para encontrarla.